Caléndula

Se emplea para estimular la actividad hepática y sobre todo como colagogo. También tiene propiedades espasmolíticas, aliviando espasmos gástricos e intestinales.

La decocción o la tintura se emplea en aplicaciones externas para tratar heridas, escaras, úlceras de las piernas, inflamaciones purulentas y erupciones cutáneas. Es un excelente cicatrizante

Antiséptico, con marcada actividad frente a estafilococos. Parasiticida activo frente a tricomonas. Antiedematoso, antiinflamatorio, reepitelizante. Estrogénico y emenagogo.

Aperitivo, eupéptico y colerético. Está indicado en amenorreas y dismenorreas, úlceras gastrointestinales, gastritis crónicas y prosecretoras, angiocolitis crónica, colecititis, migrañas de origen hepato-biliar. En formas farmacéuticas de uso tópico, en el tratamiento de ulceraciones tróficas o varicosas, eccema del pañal, dermatosis secas, prurito paradontopatías y conjuntivitis.

Antiséptica, antibacteriana, antiinflamatoria y cicatrizante. Es una planta muy eficaz para cualquier alteración de la mucosa bucal, encías, lengua, heridas de garganta e incluso anginas o faringitis.

 (Dioscórides:

"La caléndula nos muestra propiedades emenagogas parecidas a las de los senecio: regula los menstruos atajando los que fluyen demasiado copiosos, (y hace correr las flores a la mujer que las tiene retenidas) como se lee en el Arbolayre."

“El frecuente uso que he hecho de la caléndula,- dice Dr. Leclerc,- me ha demostrado su eficacia como emenagogo, sobretodo tratándose de neurópatas y anémicas. Prescribiendo la a las dosis que más adelante indicaré y una semana antes de la supuestas aparición de la regla, se ve a esta reemprender a menudo su curso normal; además, los síntomas dolorosos y los trastornos nerviosos que engendra la dismenorrea se ven favorablemente influidos por esta medicación”.

Uso:

Se recomienda administrar la caléndula o maravilla en forma de tintura:

Se separan las flores de las cabezuelas y se desprecia el receptáculo y las brácteas que lo rodean; se desecan, con lo cual su peso se reduce a la séptima parte. Como remedio casero o familiar, la tintura de maravilla se puede preparar con 100 grs. de flores y 0,5 l. de alcohol que se tienen en maceración en una botella bien tapada durante una semana.

Luego se cuela el líquido a través de un lienzo y se exprime bien el residuo; finalmente el líquido colado se filtra con papel. Como la caléndula no es tóxica, se puede tomar cuando convenga: por ejemplo. 10 grs. de tintura al día en 2 o 3 veces previamente diluida en agua azucarada. Deberá empezarse una semana antes del día que se calcula que van a empezar las primeras señales de la regla.

 Dosis: Infuso al 4% tres tazas al día, antes de las comidas en caso de amenorreas y dismenorreas. Tomarlo 10 días antes de la menstruación.

Decocto al 6% aplicado en uso tópico en forma de compresas o lavados sobre la zona afectada.

Oleato 6grs. por 100 grs. de aceite virgen de oliva. Macerar durante 15 días y filtrar para aplicación en uso tópico en el tratamiento de hemorroides, eccema de pañal, eccema etc.

 ELIXIR DE CALÉNDULA. Puñado de flores secas, media rama de canela, un vaso de agua, un chorrito de orujo y aceite esencial de menta.

Infundir durante unos 5 minutos. Las flores de caléndula en medio vaso de agua hirviendo. Colar y agregar a la infusión la media rama de canela. Dejarla reposar unas 5 horas y retirar a continuación la canela. Agregar el orujo.

Uso. Realizar enjuagues echando en el vaso de elixir una o dos gotas de aceite esencial de menta siempre en el momento de utilizarlo.

 ACEITE DE CALÉNDULA.- Es una infusión oleosa que contiene los principios activos solubles lípidos de las flores de Calendula Officinalis mezclados con un aceite base ligero, como el de girasol. Principales usos: es muy valiosos para curar heridas, cicatrices, quemaduras, inflamaciones y otras lesiones. Ayuda a regenerar los tejidos y es muy útil para todo tipo de cutis combinado con otros aceites base. Sin lugar a dudas uno de los mejores y más populares remedios caseros. Se trata simplemente de macerar flores de caléndula en aceite de oliva preferentemente y ponerlo dentro de un recipiente hermético de cristal a sol y serena durante 40 días en un lugar cálido. Hasta ahí la explicación sencilla conocida popularmente. Sin embargo yo soy de los que piensa que es preferible no exponer la maceración a pleno sol ya que el producto resultante, si bien recibe una acción de calor mas persistente e intensa, el propio calor excesivo daña más el propio aceite base haciendo que éste se rancíe más pronto, y ya bastante "desagradable" olor deja la caléndula, que por algo la denominan flor de difunto.

Con todo lo expuesto pienso que sería más conveniente exponer el bote hermético con la maceración de flores de caléndula en aceite de oliva en un lugar cálido donde pueda recibir los rayos del sol una o dos horas al día solamente, por ejemplo la ventana de una cocina. Una proporción popular de aceite y flores de caléndula decía aquello de "un puñado de flores por cada litro de aceite". Yo suelo trabajar en estos casos guiado un poco por lo que siento, aunque las medidas y posologías son siempre bienvenidas, y lo que suelo hacer tanto en el aceite de hipérico como el de caléndula es de llenar el bote o recipiente hasta casi el borde y sin apretar para posteriormente cubrirlo hasta arriba de aceite procurando que ninguna flor sobresalga del aceite ya que esta provocaría moho al ser planta fresca.

 

100 grs.- 1,80 €

250 grs.- 2,90 €

500 grs.- 5,10 €

1000 grs.- 9,10 €