Rhassoul         

Históricamente se viene utilizando desde hace muchos siglos en Marruecos una arcilla de tipo saponífero, cuyo uso se extendió hacia los siglos XII ó XIII, por todas las poblaciones del Norte de África e incluso algunas zonas de Oriente. Se destinaba al cuidado del cuerpo y el cabello. Utilizado como una crema lavaban sus cabellos, cubrían la cara o se usaba como cataplasma para el cuerpo, ablandando la epidermis, reduciendo la secreción de sébum, regenerando la piel, eliminando células muertas y estrechando los poros.

Su denominación rhassoul (o también ghassoul) viene del verbo "Rassala" que significa lavar en árabe.

El rhassoul comercializado actualmente procede únicamente, de yacimientos situados en las montañas del Atlas, en el valle del Moulouya, zona semi desértica a unos 200 Km de Fez en Marruecos, donde se explota en galerías subterráneas, en una superficie de 27.000 Ha.

 Una vez extraído en forma de terrones (en Marruecos se llaman tobas) de las galerías subterráneas se traslada a la superficie y se hace una clasificación primaria según la cual las tobas seleccionadas según criterios de calidad definidos se venden directamente en el mercado de Marruecos y Túnez.

Después de lavados sucesivos para eliminación de impurezas el ghassoul se extiende sobre superficies planas para secarse al sol y producir la placas (o "ME siek") realizándose el embalado y la venta en tal estado, en Marruecos.

A partir de las placas se machacan y muelen hasta obtener polvo muy fino con destino a la fabricación de cosméticos, dermatológicos o farmacéuticos.

El producto final se vende embalado en diversas capacidades bajo las tres formas: toba, placa o polvo.

MODO DE EMPLEO DEL RHASSOUL

En forma natural, se aconseja para todas las personas especialmente para las pieles sensibles. No provoca alergias. Se elimina por lavado suave sin tensioactivos. Otros productos cosméticos a base de productos químicos activos pueden causar irritaciones de las pieles sensibles. No así el ghassoul que protegerá la piel y glándulas sebáceas.

Para cuidados del cabello, dadas sus excelentes cualidades espumantes actuando como un champú natural que limpia y desengrasa el cabello y el cuero cabelludo, sin afectar tegumentos o a fibras queratínicas.

Para cuidados del cuerpo, en forma de lodo pastoso se aplica como cataplasma sobre cualquier parte del cuerpo. Elimina impurezas y células muertas, dejando la piel suave.

Como mascarilla facial, limpia la piel y especialmente los puntos negros.

El Rhassoul que ponemos a vuestra disposición viene en forma de toba que se disuelve fácilmente en agua templada.

CONSULTAR DISPONIBILIDAD