Manzanilla

La Manzanilla dentro del mundo de la aromaterapia es una de las más suaves de las esencias, por lo cual su uso calmante se adapta muy bien a los niños hiperactivos.
La manzanilla es un aceite que también posee propiedades descongestionantes, ya que activa la circulación linfática y desinflama por relajación, al tiempo que ayuda a evitar la retención de líquidos.
Diluido correctamente, el aceite esencial de Manzanilla aplicado en forma de masajes sobre la zona abdominal logra aliviar las alteraciones gástricas, desinflamar el vientre, es antiespasmódico y un excelente regulador hepático.
El aceite de manzanilla también es utilizado en el campo de la
aromaterapia para combatir el insomnio y la ansiedad. Al mismo tiempo es un efectivo relajante, combatiendo los dolores premenstruales y las irregularidades producidas por la menopausia.
Ayuda a liberar las tensiones causadas por los inconvenientes cotidianos, actuando como sedante, especialmente cuando existen dolores corporales surgidos como consecuencia de broncas, o rabia.
La Manzanilla es además un excelente reconstituyente, ideal para el cuidado de la piel. Sus capacidades antisépticas, cicatrizantes y antinflamatorias, la hacen apropiada, en diluciones adecuadas, para el tratamiento de psoriasis, erupciones, raspaduras y todo tipo de alteraciones cutáneas. Por su acción terapéutica, también es óptimo para tratar las alergias. Las propiedades refrescantes de este aceite, lo han hecho de gran utilidad para combatir las fiebres altas, las gastritis y las enfermedades infecciosas en general (dada su capacidad de estimulante de la leucositosis).

ENVASE 60 ml.- 13,50 €
ENVASE 100 ml.- 19 €